Cuatro cosas que no debe hacer jamás un equipo de trabajo al momento de lanzar una ICO

1. Prometer cosas imposibles de alcanzar.

Proponer que vas a crear un producto que va a hacer funciones que ningún otra compañía ofrece, sin presentar pruebas de que lo que va hacer es posible es prácticamente vender humo. Los inversores son muy sabuesos e investigan al detalle. Si detectan que lo que ofreces es humo, dá por fracasado tu proyecto. Debes presentar un proyecto tangible basada en ideas tangibles y que puedas lograr a corto plazo. Siempre se debe replantear las cosas y buscar en qué se debe mejorar para que el proyecto sea exitoso.

2. Desconocer por completo el capital social

Tienes una moneda y desconoces por completo cuál  es el público al que va a destinado esa moneda, qué funcionalidad va a tener en su entorno, entre otras cosas; entonces los inversores verán que creaste esa moneda para ver si algún día lo vas a poner en un exchange y ganar dinero fácil con ello. El capital social es fundamental, prácticamente porque la funcionalidad y la aceptación que tenga esa moneda es vital para que el proyecto sea reconocido.

3. Ostentar excentricidades en vez de resultados

El error más grave al momento de presentar una ICO es mostrarse en las redes sociales con coches de lujo y casas de ensueño. Lo que no se sabe es que al momento de mostrarlo se está evidenciando que se utilizó el dinero para otra cosa diferente a lo que se tenía pautado. Debes evitarlo a toda costa.

4. No dar explicaciones coherentes

Querer resumir de forma incoherente lo que estás proponiendo, es delatarse a sí mismo. Al momento de presentar una ICO, los inversores te harán preguntas que te pondrán en cuatro paredes; sin poder dar explicaciones de qué y cómo lo vas hacer. Esto sería el principio de muchas dudas de parte de los sabuesos y mala publicidad.

 

Deja un comentario

Scroll to top